Ron ñeque, la bebida artesanal del Caribe colombiano

Esta bebida ancestral cuyo ingrediente base es la panela también es conocida como chirrinche y es elaborada de forma artesanal en varios lugares del país, principalmente en la Región Caribe.

0
551
Foto por: Darya Hernandez

La Región Caribe de Colombia reconocida históricamente por su riqueza natural y cultural es una de las más importantes en lo que ha sido y será el desarrollo del país. En este territorio se concentran una variedad de pueblos étnicos que a pesar de los avances de la modernidad se han mantenido en la lucha de conservar y defender  tradiciones, costumbre y saberes que resaltan lo especial de la región.

Entre los conocimientos ancestrales del caribe se encuentra la elaboración del ron ñeque también conocido como chirrinchi, una bebida alcohólica artesanal con una importante carga simbólica para pueblos como el Wayuú y  Zenú que lo utilizan para eventos relevantes con el objetivo de compartir, unir y apoyar en comunidad.

Le puede interesar: Vino antioxidante a base de frutos rojos y miel de café

El ingrediente principal para la elaboración del ñeque es la panela, endulzante natural derivado del jugo de caña que no solo es de gran aporte al organismo humano gracias a su alto contenido de vitaminas y nutrientes, sino que es uno de los productos más importantes en la economía colombiana. De la producción panelera se benefician 350.000 familias según datos del Ministerio de Agricultura, además de generar más de 280 mil empleos principalmente en las zonas rurales del país.

El proceso de preparación de esta bebida consiste en disolver la panela en una gran cantidad de agua, que luego se deja fermentar durante seis o siete días tiempo en el que se va midiendo el nivel de dulce. Culminado el periodo de fermentación la bebida es llevada a un alambique, artefacto generalmente hecho de cobre utilizado para la destilación. Es entonces cuando se somete al calentamiento  y gracias a la evaporación se recolecta gota a gota lo que será el resultado final.

El ñeque recibe su nombre de un animal parecido a una ardilla, que no pasa de los 70 cm de altura y que habita en cuevas difíciles de encontrar, escondiéndose de acechadores como lo hacían en antiguas épocas los fabricantes de ron “ilegal” en el Caribe cuando se prohibía su fabricación. La bebida que ha resistido a la desaparición también es utilizada para tratamientos medicinales, en los que se mezcla con diferentes  plantas para tratar dolores de cabeza, fracturas y hasta para contrarrestar los efectos de mordeduras de serpiente.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here