Niños indígenas, afros y campesinos siguen siendo los más afectados por desnutrición

Según el Instituto Nacional de Salud (INS) en el transcurso del 2018 han muerto 182 menores de cinco años en el territorio nacional, esto debido a enfermedades asociadas a la desnutrición.

0
1815
Descubriendo Verdades

Con base en lo expuesto por el INS , para la segunda semana de julio se conocieron ocho casos de muerte asociados a la desnutrición, lo más preocupante es que se trata de niños y niñas menores de cinco años.

Los departamentos de La Guajira, Cesar, Atlántico, Cundinamarca y Norte de Santander son los más afectados. De acuerdo con el INS, se halló un incremento notorio en el registro de muertes relacionadas a la desnutrición en menores de cinco años, frente con el promedio registrado en los años de 2014 a 2017.

En contraste a este panorama tanto los de apartamentos de: Tolima, Guaviare, Guainía, Boyacá, Bogotá y Antioquia mostraron una disminución sustancial en relación con el promedio de registros de los años 2014 a 2017.

En el reporte más actualizado del Instituto se precisa que los casos pertenecen a fallecimientos por diferentes patologías, de las que se registran desnutrición como una de las causas asociadas. (Le puede interesar: Pueblo Wayúu en alerta de desaparecer por desnutrición).

“Una mala nutrición afecta el desarrollo del sistema nervioso central y periférico del niño, el crecimiento del tejido cerebral, las funciones motrices y el desarrollo psicomotor. Todo esto puede llevar a consecuencias nefastas como el retraso mental y la alteración o insuficiencia renal y cardiaca”, explica la pediatra Griselda Vargas de la Universidad Autónoma de México.

Las zonas rurales,  las más vulnerables

De las muertes registradas en el último mes, se encuentra la niña indígena de seis años de la comunidad  ‘Embera Chamí’ ubicados en el Río San Juan y en los municipios de Pueblo Rico y Mistrató, departamento de Risaralda.

Asimismo, los niños y niñas, y en general, las familias rurales en Uribia y Manaure (La Guajira), en Puerto Carreño (Vichada), en Mapiripán (Meta), y en Puerto Hormiga (Bolívar), son lugares donde es evidente la situación, pero al parecer incontrolable por parte del Gobierno Nacional, pese a los esfuerzos.

De hecho, cabe mencionar que hace tres años, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno adoptar “las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad” de niños y adolescentes ante la cifra de muertes por desnutrición en las comunidades Wayúu, no obstante las comunidades señalan que aún no se han seguidos dichas recomendaciones necesarias para preservar la vida de este pueblo indígena.

En lo que va del año el acumulado proyectado de desnutrición aguda en menores de 5 años en Colombia se establecía en 5.424 casos, sin embargo el panorama es preocupante ya que el total al momento son 8013 las víctimas.

Por: Camilo Aldana. Estudiante de Comunicación Social.
Editor: Mónica Lozano. Editora –  Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here