Nueva Resolución pone en riesgo la vida del tiburón sedoso

Por medio de una nueva resolución se establecieron las cuotas de pesca de distintas especies, entre las que se encuentra el tiburón sedoso amenazado por la comercialización de sus aletas. Situación que implicaría su posible desaparición y la afectación directa de los ecosistemas que habita.

0
326
Foto por: KienyKe - https://bit.ly/2qaQ9xY

El  Carcharhinus falciformis, también conocido como tiburón sedoso es un animal altamente migratorio que recorre las aguas del Índico, el Pacífico y el Atlántico alimentándose de especies más pequeñas como calamares, crustáceos, peces gato y atún. Manteniendo así el equilibrio ecosistémico de las aguas que habita y contribuyendo a la salud del océano y sus especies.

Sin embargo, sus aletas resultan muy apetecidas en los mercados asiáticos y es esta la principal razón de que actualmente el tiburón sedoso sea una especie amenazada. Pues al ser un animal de tardío crecimiento y cuyo periodo de gestación puede superar los 9 meses, esta especie no puede recuperarse de las altas tazas de caza.

Le puede interesar: La ONU alerta sobre un millón de especies en peligro de extinción

Según la organización Internacional Oceana, la captura mundial de tiburones en el año 2.000 fue de 828.364 toneladas, representando un incremento del 20% desde 1990. Estimando que cada año mueren de 73 a 100 millones de tiburones y aunque algunos países han tomado medidas para controlar esta situación, no se ha concretado una ley que garantice la protección y conservación de la especie.

La situación del tiburón sedoso en Colombia 

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural estableció por medio de la Resolución número 000350 del 25 de octubre de 2019 las cuotas globales de pesca de distintas especies bajo aprovechamiento para el año 2020. Documento en el que se aprueba un total de 5.2 toneladas de aletas de tiburón sedoso provenientes del Mar Caribe.

Lo que implica el incumplimiento con compromisos como el de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres – CITES, el cual entró en vigencia el 01 de julio de 1975 y se aprobó en nuestro país a través de la Ley 17 del 22 de enero de 1981.

Teniendo en cuenta la crisis ambiental que atraviesa el país y el mundo, dicha Resolución compromete no solo la existencia de esta especie, sino la estabilidad de los ecosistemas marinos cada vez más vulnerables. Es por ello que varias organizaciones han manifestado su desacuerdo y hacen un llamado al trabajo en equipo para exigir al gobierno que tome medidas  pertinentes.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here