Nuevo corredor biológico para la protección de dantas, pumas y jaguares

Conectando la cuenca alta y media del río Bita en el departamento del Vichada, se destinaron 228.000 hectáreas para el corredor biológico que permitirá proteger y conservar a dantas, pumas y jaguares, especies representativas del Orinoco que actualmente se encuentran en peligro de extinción.

0
141
Foto por: Fundación Omacha - https://bit.ly/2yp8EzB

Atravesando gran parte del Vichada, departamento ubicado en la zona este del país, se encuentra el imponente río Bita; cuyas aguas son alimentadas por cerca de 5.000 quebradas y de las cuales se sustenta la vida de una amplia variedad de especies de la Región Orinoquía. Entre los ejemplares más representativos se encuentran el puma, la danta y el jaguar, especies actualmente en estado de amenaza por situaciones como la deforestación, la caza y el tráfico ilegal.

Como una apuesta a la protección y conservación de estas especies y los ecosistemas que habitan, el pasado martes 30 de julio se consolidó uno de los proyectos más significativos de los últimos años para la biodiversidad colombiana. Se trata de un corredor biológico que comprende 228.000 hectáreas y conecta la cuenca alta y media del río Bita, en la que se estima que habitan de 600 a 700 dantas, de 100 a 120 pumas y de 60 a 70 jaguares.

Le puede interesar: Putumayo, una selva de conocimiento y riqueza natural

Bita corredor para la vida es el resultado del trabajo mancomunado que realizaron empresas forestadoras, propietarios locales del grupo Witzara y los ejecutores del Acuerdo Para la Conservación de Bosque Tropicales, es decir  Fundación Omacha, Ecolmod, Resnatur, Fundación Orinoquia y el Grupo de Especialistas de Tapires de la IUCN.

Cabe mencionar que, esta iniciativa pretende  articular la sociedad civil, la empresa privada, las instituciones gubernamentales, la academia y los propietarios rurales para ejecutar acciones en pro de la vida biodiversidad del Orinoco. Esto a través de acciones de compromiso, como el Acuerdo de Voluntades que firmó el Ministerio de  Ambiente y la Fundación Omacha con los propietarios ganaderos de la zona.

Acuerdo que establece la sensibilización de empleados, la denuncia del tráfico de fauna silvestre y el desarrollo y promoción de prácticas agropecuarias sostenibles. Pues este corredor también busca proteger a otras especies como pavones, rayas, nutrias, tortugas y delfines, los cuales hacen parte fundamental del equilibrio ecosistémico de la región.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here