Opinión: En defensa de nuestros pequeños productores de alimentos

A causa de la pandemia se ha solicitado apoyo financiero de prioridad para los campesinos, sin embargo con esto se han beneficiado grandes empresarios y no los pequeños productores.

0
720
Foto por: El Tiempo - https://bit.ly/2Ku36de

Buena parte de los créditos subsidiados de la línea “Colombia Agro Produce”, diseñada por el gobierno nacional para apoyar a los productores de alimentos en el marco de la cuarentena -en especial a pequeños campesinos- ha beneficiado a grandes empresarios, no a los pequeños productores.

La denuncia hecha por la Contraloría General de la República ya obligó a varios empresarios a reembolsar $33.000 millones, y llevó a la Procuraduría General de la Nación a abrir una investigación disciplinaria, según informó El Tiempo.  

Informaciones del portal “Expediente”, apoyadas en fuentes de la misma Contraloría, precisan que el 94% de los préstamos canalizados a través de esa línea -que contaba en total con $226.000 millones- se les hicieron a grandes empresarios; 4% a medianos y solo el 2% a campesinos.

Esperamos que las indagaciones de los organismos de control culminen pronto con sanciones ejemplares a los responsables de tamaño despropósito. Estas irregularidades coinciden con las denuncias que han hecho campesinas y campesinos en la sección “Las cartas del campo” del programa de radio “Mundo Rural” según las cuales “no hay políticas claras y, menos, de crédito para el campesino”.

Es lo que dice Eseliano Flórez, al advertir que, en el departamento de Antioquia, “los que están aprovechando son los grades intermediarios”.  Precisa que en Ituango (en el noroccidente del departamento) los pequeños cultivadores están perdiendo el poco margen que les podría quedar, porque los camiones no están entrando a las fincas y pagan muy barato los productos.

Es lo mismo que se ha denunciado en Mundo Rural desde Santander, pues en municipios como La Mesa de los Santos, los campesinos están produciendo, pero no tienen quién les compre sus productos. Es la misma realidad que padecen pequeños cultivadores en otras regiones del país.

Doris Suaza, dirigente campesina del oriente antioqueño, señala que una de las soluciones que se han ingeniado consiste en crear redes de apoyo mutuo para sacar los productos y defenderse de los intermediarios, mediante una estrategia cuyo eje es la agricultura familiar y la soberanía alimentaria, apoyada en los mercados domiciliarios. Esa es una de las tareas que cumple la Red Nacional de Agricultura Familiar, pero, sin duda, es necesario el apoyo de los gobiernos, tanto nacional, como departamental y municipal. “Nos deben consultar a los campesinos, porque una es la realidad que se vive en la ciudad y otra la del campo”, sostiene.

Son ejemplos concretos de lo que está pasando en medio de la pandemia, con políticas que se desvían en beneficio de unos pocos potentados, y en detrimento de la producción de alimentos por parte de nuestras campesinas y campesinos.  Es hora de corregir, mañana puede ser tarde.

*Esta nota periodística no representa la postura de Acción Cultural Popular – ACPO organización dueña de la marca registrada Periódico El Campesino y www.elcampesino.co. Con ello, tampoco compromete a la organización ni al periódico en los análisis realizados, las cifras retomadas, los entrevistados que aparecen, entre otros. 

Por: Juan Carlos Pérez Bernal. Equipo Editorial El Campesino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here