Parque Natural Farallones en cuidados intensivos

0
1126

Valle

La minería ilegal es una amenaza grave para la belleza y la riqueza ecológica de la naturaleza vallecaucana. Las autoridades han tomado drásticas medidas para salvaguardar el ecosistema.

Por: Andrés Eduardo Laguna Agudelo, facilitador EDC- Valle del Cauca

Minería sin control y ecosistema saludable son ideas antagónicas. Parques Nacionales describe la muralla natural de Cali como: “las formaciones rocosas más jóvenes de la Cordillera Occidental de los Andes. Los Farallones son el área protegida más grande en el Valle del Cauca donde se conservan más de 540 especies de aves y nacen más de 30 ríos que abastecen el suroccidente colombiano” (1). Sin embargo, en los últimos años, este paraíso ha resultado malherido.

A manos de la minería sin control, el medio ambiente se ha visto afectado: “especialmente el páramo, el bosque alto andino y el bosque sub-andino, repercutiendo negativamente en la captación y regulación hídrica” (2). El agua que llega al nacimiento del río Cali puede estar tan contaminada por culpa de la minería ilegal que se recomienda no beber agua directamente de las quebradas de los Farallones. Flora y fauna huyen de los sitios donde la minería informal deja oír sus pisadas. ¿Qué hacer al respecto?

Ya desde su campaña electoral, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, proponía: “erradicar la minería ilegal del oro, ejerciendo control territorial en las zonas de explotación, mediante acciones conjuntas de organismos” como Ejército, Dagma, Emcali, etc. Pero pretendiendo a la vez: “brindar alternativas de ingresos para los habitantes de la zona de los Farallones que subsisten de la minería ilegal del oro” (3). Y llegó el momento de actuar.

“El problema que tenemos con la minería en el sector de los Farallones se nos está saliendo de las manos”, expresó en meses pasados el mandatario, quien hizo la propuesta del cierre del Parque. “La policía seguirá haciendo presencia, se construirán los puestos de control, pero vamos a gestionar ante entidades competentes para prohibir el acceso a esta zona y que los Farallones sean restringidos o cerrados como sucede con el río Caño Cristales o el volcán Galeras” (4), anunció el alcalde. La propuesta fue bien recibida por el jefe del área protegida del PNN Farallones, Jaime Alberto Celis. “Es la salida más plausible y la única que permitiría proteger a la ciudad de un desabastecimiento de agua desde la cuenca del río Cali y que no se pierda el ecosistema de los Farallones”, afirmó (5).

Ahora será deber de todos preservar el tesoro natural del que gozamos en Los Farallones caleños, recordando que el cuidado de la casa común es un deber de cada ciudadano. Incluso de aquellos que, por necesidad o por cualquier otra razón, buscan en la minería informal algún modo de sustento.

Fuentes:

(1) (2) www.parquesnacionales.gov.co

(3) www.armitage.com.co

(4)(5) Informe de Anna María Castro Casas en: www.cali.gov.co/gobierno/publicaciones.php?id=114336&dPrint=1

*Este es un texto generado a partir del trabajo de las Escuelas Digitales Campesinas de Acción Cultural Popular- ACPO, que buscan promover el liderazgo del campesinado colombiano a través de procesos de educación, formación y capacitación, orientados a su dignificación, inclusión y desarrollo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here