Pocos son los avances en temas de protección para el Amazonas

Según reportes del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), durante los primeros meses del año 2019, en comparación con los últimos meses del año 2018, hubo una reducción en la deforestación de la región Amazónica de Colombia.

0
124
Foto por: Cultura Colectiva - https://bit.ly/2PPpYrH

De acuerdo con el boletín número 18 de alertas tempranas de deforestación en Colombia del Ideam, entre los meses de enero y marzo disminuyó en un 17.8% la deforestación en los departamentos de Caquetá, Guaviare y Meta, aunque, pese a las cifras, siguen siendo las zonas con más tala de bosques a nivel nacional.

Para el último trimestre del año 2018 se estimaba que a nivel nacional había una deforestación del 75.5% y para los primeros meses del 2019, pasó al 57.7%, específicamente pasando de 45 mil hectáreas (ha) taladas a 35 mil reportadas en el boletín.

Sin embargo, en las regiones Andina y Caribe se reportó un aumento significativo de deforestación, para lo cual la misma entidad afirma que:

“La tala de bosques se intensificó en la región Caribe pasando de 8.6% del promedio nacional a 18.5%, y para la región Andina pasó de tener un porcentaje de deforestación de 9.2% a 15.5% en 2019”.

Le puede interesar: Canoa indígena recorre ríos en el Amazonas gracias a la energía solar

Las zonas más afectadas en el Caribe son los municipios de San Juan Nepomuceno, San Jacinto, El Carmen de Bolívar y San Onofre, para la región Andina, el principal afectado es el departamento de Norte de Santander en los municipios de Tibú, Convención y Teorama.

Una de las principales razones de la deforestación en el Norte de Santander, se debe a la influencia de cultivos de uso ilícito, desplazando y reemplazando las actividades agrícolas. “Esta situación se ve dinamizada por la presencia de grupos armados ilegales, cuyo accionar también limita la efectividad de los programas de sustitución”, menciona el boletín.

Para el caso del Amazonas, el principal factor se debe a la expansión de la infraestructura vial, en conjunto con el establecimiento de pastizales para el uso de la ganadería extensiva.

No obstante, Ricardo Lozano, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Minambiente), expresa que aunque el reporte del Ideam confirma la disminución forestal en el Amazonas, hay que seguir luchando en pro del medio ambiente colombiano:

“No es para bajar la guardia, sino al contrario, para redoblar las acciones que el Gobierno viene implementado en la lucha contra la deforestación e incrementar los esfuerzos para prevenir los incendios forestales”.

Es importante mencionar que en abril de 2018, la Corte Suprema de Justicia declaró a la Amazonia como sujeto de derechos y ordenó al Estado protegerla, acciones que poco han avanzado por parte de las entidades gubernamentales.

El Centro de Estudios Jurídicos y Sociales en Colombia (Dejusticia), entidad que lideró el fallo de la Amazonía, afirma que desde la Presidencia de la República no se entregó avances sobre la creación del plan de acción para frenar la deforestación en la Amazonía; además, desde los ministerios no hay responsables que se hagan cargo de los respectivos procesos.

Dejusticia hace un llamado y concluye que las nuevas autoridades elegidas el 27 de octubre en el periodo electoral, tendrán que asumir la implementación de la sentencia y cumplir con el respectivo proceso de luchas contra la deforestación y protección de la Amazonia.   

Por: Jeisson Beltrán Valderrama. Periodista.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here