¿Por qué el cilantro es un aliado para la cocina y la salud?

El cilantro es una planta que además de ser muy utilizada en las cocinas colombianas, cuenta con una variedad de propiedades nutricionales que la convierten en un efectivo antioxidante y antiinflamatorio. Además, su productividad hace parte de la base económica de muchos territorios campesinos.

0
287
Foto por: Cultivo Desterrado - https://cutt.ly/CnoK1fu

El cilantro es una hortaliza de hoja que pertenece al grupo familiar de las umbelíferas o apiáceas. De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en Colombia se cultiva principalmente en el departamento del Valle del Cauca, en un área aproximada de 801 hectáreas y con una producción de más de 20.000 toneladas al año. 

Además de aportar un sabor característico a la variedad gastronómica del país,, esta planta tiene propiedades que resultan beneficiosas para la salud, pues un informe publicado por la revista científica Food Chemistry reveló que el cilantro es rico en vitamina C, vitamina K y agentes antioxidantes, lo que lo convierte en un efectivo desinflamatorio.

Le puede interesar: La horticultura, un conjunto de saberes para la producción de hortalizas

También, se evidenció que contiene un 20% de aceites esenciales que actúan sobre el sistema digestivo facilitando la digestión y aliviando el estreñimiento o los cólicos. Sumado a esto, la Sociedad Química Estadounidense, determinó que las hojas frescas de cilantro atacan de manera más eficaz la salmonela y demás bacterias transmitidas por los alimentos.

¿Cómo hacer que el cilantro perdure más tiempo?

Debido a que el cilantro es una hierba que tiende a marchitarse con rapidez, además, al ser un producto natural, cumplirá en algún momento su ciclo por lo que no se puede tener una expectativa de conservación mayor a dos semanas. Le compartimos 2 sencillos tips que permiten conservarlo fresco:

Con agua: Lave las ramas y retire los tallos dañados, envuélvelo en servilletas absorbentes  hasta que seque, posteriormente añada a un recipiente agua e introduzca el cilantro de manera que el tallo quede fuera del líquido, finalmente refrigere. 

Con sal: Lave, seque y pique el cilantro, después hay que mezclarlo con sal, en una cantidad de dos cucharadas por cada media taza de hierba. Finalmente, guarde en un recipiente de vidrio y consérvelo en la nevera.





Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here