Premiando el emprendimiento y la innovación de los jóvenes del campo

Así transcurrió la jornada de emprendimiento en instituciones educativas del Valle del Cauca en el marco de la iniciativa “Mi proyecto de Vida en el Campo”. Conoce de qué se trató en este artículo.

0
242

En el desarrollo del proyecto “Mi proyecto de vida en el campo” de Acción Cultural Popular – ACPO, financiado por Fundación Bolívar Davivienda, se realizó el concurso de emprendimientos, en el que participaron los alumnos de las instituciones educativas de los municipios del Valle del Cauca donde se desarrolla dicho proyecto, en sus ferias empresariales internas cada institución elegía un proyecto que les representara, para lo cual se inscribieron seis propuestas.

Sabivida, un emprendimiento donde los jóvenes del grado 10° de la Institución Educativa Francisco de Paula Santander, ubicada en la vereda de Pavas, del municipio de La Cumbre ofrecen productos a base de sábila, una planta de su región.

Además, ofrecen tónicos faciales, champú y otros productos que se encontraban en su portafolio como bebidas adelgazantes, se trata de un emprendimiento innovador que logró llamar la atención de los jurados entre los que se encontraban los comerciantes de cada región.

Le puede interesar: Así va la segunda fase de “Mi proyecto de vida en el campo”

Ubicada en la vereda Santa Rosa del municipio de Restrepo, encontramos la Institución Educativa Teodoro Múnera Hincapié, donde su rector Juan Carlos Hoyos, un artista enamorado del saxofón, motiva a los alumnos de su comunidad educativa para que aprendan a tocar instrumentos, es así como ha podido organizar un grupo de música colombiana, que se presenta en otras instituciones educativas y en festividades de su región. Los jóvenes animados y enamorados de este tipo de música se preocupan por cada día ser mejores músicos y contagiar a otros jóvenes con la cultura andina, las raíces musicales colombianas.

Entre otras ideas, encontramos restaurantes de crepes, granizados de frutas que tienen como objetivo invitar a las personas a consumir menos azúcar, aprovechando la que ya tienen las frutas, postres, donde apoyan a las madres cabeza de hogar del municipio de La Cumbre. Entre otros como emprendimientos de pollos y piscicultura, pues es increíble encontrar jóvenes preocupados por el lago donde llevarán a cabo su proyecto de peces, cómo adecuarlo y con su propia fuerza escavando para poder dedicarse a la crianza de peces para la venta.

Comentaba Lina Luna, estudiante del grado 11 de la Institución Educativa Julio Fernández Medina de Restrepo “aún estamos crudos frente al proyecto de la crianza de peces, apenas escavamos el espacio donde estará el lago, tendremos que esperar a llenarlo de agua y ver si no tiene fuga, entonces el dinero del premio, servirá para comprar los primeros peces”.

Jorge Luis Rendón, otro de los alumnos nos contaba lleno de orgullo cómo llevaban muchos días trabajando duro para que ese lago que les llegaba un poco más arriba de sus cinturas, estuviera listo y así poder mirar las fugas.

Todas estas instituciones representadas por los directivos, madres de familia y alumnos recibían con gran felicidad el premio de 900 mil pesos que ganaron en este concurso y muy agradecidos con sonrisas en sus rostros no dejaban de decir “gracias a ACPO y Fundación Bolívar Davivienda por apoyarnos y por permitirnos sentir que hay muchas personas que se preocupan porque el campo se sienta aun involucrado en el desarrollo de nuestro país».

María Cristina Reyes una madre de familia de Restrepo, decía “muchas gracias por apoyar a los jóvenes del campo, a veces nos sentimos olvidados pero estos eventos organizados por instituciones como ACPO y Fundación Bolívar Davivienda nos invitan a continuar en la lucha, para que el campo siga vivo”.

Por: Diana García. Facilitadora ACPO en Valle del Cauca.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here