Proyecto vial Ruta Del Cacao no avanza en Santander

Comunidades de Lebrija y Portugal, Santander se oponen a la petición del macroproyecto de cambiar uno de los trazados que inicialmente fue diseñado en terreno inestable ya que afectaría cerca de 25 cuerpos de agua.

0
127
Foto por: Radio Nacional de Colombia

La denominada Ruta del Cacao es uno de los proyectos de vías 4G o cuarta generación, programa de infraestructura cuya inversión supera los $45 billones y le apunta a la reducción de 30% en tiempos de desplazamiento por carretera y 20% en costos de operación vehicular. La autopista se desarrolla a lo largo de Bucaramanga, Barrancabermeja y Yondó con una longitud de 152 kilómetros y una inversión estimada de 2,6 billones de pesos.

El inicio de la concesión del proyecto fue en  2015 y tendrá una duración de 25 años, de los cuales un año es de estudios y diseño, cinco años de construcción y diecinueve de operación. El proyecto comprende actividades de rehabilitación de calzadas ya existentes y la construcción de dos túneles, todo con objetivo de mejorar las conexiones del oriente con los centros de producción petrolera más importantes del país y al mismo tiempo potenciando el desarrollo económico de los departamentos de Santander y Antioquia en tanto mejora las condiciones de tráfico y suministro local.

Le puede interesar: En Norte de Santander, se está modernizando la infraestructura del campo

No obstante, el desarrollo de la obra se ha visto retrasado a causa de que el trazado inicialmente diseñado por la Agencia Nacional de Infraestructura – ANI pasaba por la zona de coluviones en los tramos de Lebrija- Portugal y Portugal- Lisboa en Santander; y teniendo en cuenta los riesgos de construir en dicha zona el concesionario a cargo del proyecto hizo una solicitud a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales – Anla para cambiar el trazado.

Ante la petición las comunidades manifestaron su desacuerdo ya que el nuevo trazado afectaría 25 cuerpos de agua, por lo que la entidad encargada de las licencias negó en febrero del presente año la modificación argumentando que la calzada quedaría a 100 metros de los nacederos situación que restringe y limita las condiciones actuales de flujo, accesibilidad y calidad de los cuerpos de agua; incidiendo directamente en la desmejora de la calidad de vida de los habitantes.

El debate continúa ya que la concesión asegura no estar interesada en construir en el terreno inestable que contemplaba el inicial diseño, razón por la que trabajarán con la Agencia Nacional de Infraestructura en el diseño de un nuevo trazado teniendo en cuenta las anteriores observaciones.

Por: Karina Porras. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here