Pueblorrico, Antioquia ya tiene su primera escuela rural indígena

El pasado lunes se hizo entrega oficial de la infraestructura de la escuela rural indígena que beneficia a niños y a niñas de la etnia Embera Chamí; es una escuela construida a partir de los principios ancestrales.

0
4963
Foto: Minuto 30

En un acto especial el pasado festivo se hizo entrega de la tercera escuela rural indígena en el país, la cual fue un hecho a partir del programa Aldeas de la Empresa de Servicios Públicos – EPM. La construcción se hizo de acuerdo a las tradiciones de la etnia para respetar los valores y principios de su cultura en el territorio de la Unión en Pueblorrico, Antioquia. 

Los Embera Chamí, son una etnia que aún conservan su lengua nativa que procede de la familia lingüística del Chocó; esta lengua, según los antropólogos  Mauricio Pardo y Daniel Aguirre Licht, consta de un complejo conjunto de variedades dialectales, por lo que pueden llegar a ser inteligibles entre sí. En la escuela se permitirá  que sus tradiciones y lengua pasen a próximas generaciones conservando de esta manera la riqueza de su cultura para el patrimonio cultural del país.

Le puede interesar: Escuelas rurales de Cúcuta continúan en situación de olvido

La escuela beneficiará a 35 niños y niñas; cuenta con una área 128 metros construidos dividido en dos módulos. En el primero están las aulas multifuncionales; y en el segundo, la cocineta, los comedores y los baños para los niños y niñas.

Según EPM, ”las escuelas están hechas con madera del programa Aldeas de EPM. Con esta iniciativa se aprovecha la madera que cumple su período de maduración en las más de 4.000 hectáreas de plantaciones forestales de EPM alrededor de sus embalses”. El fin es contribuir a las comunidades indígenas que se encuentran en alto grado de vulnerabilidad.

La primera escuela indígena fue construida en el municipio El Bagre, Antioquia; y la segunda, fue entregada en el municipio de Ciudad Bolivar. El propósito del programa Aldea es construir 10 establecimientos educativos para las comunidades indígenas, que beneficiarán a cientos de niños y niñas de  Bachidubi en el Municipio de Munrindó; Caliche y Penderisco en el municipio de Urrao; Hemeregildo Chakiama en Ciudad Bolivar; Bernardino Panchi en Publorrico; Shoibadó en El Bagre, Antioquia; Dojura, Chigorodó; El Polvillo San Pedro de Urabá y el Delirio, Caucasia.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here