Estas son algunas recomendaciones para la castración porcina

La castración es un proceso de suma responsabilidad que debe ser realizado atendiendo al bienestar de los animales; por esto, estudiantes en San Vicente del Caguán se han preparado en este procedimiento para reducir los efectos negativos en la salud de los cerdos.

0
264
Foto: Estudiantes Ciudadela Juvenil Amazónica Don Bosco

En la castración porcina se recomienda el uso de anestesia local para evitar el fuerte dolor causado en el animal, ya que sin esta sustancia química se trata de un procedimiento doloroso y estresante que puede perdurar por cinco días o más, el cual ha demostrado que es la raíz de una serie de cambios fisiológicos y de comportamiento de los cerdos.

La castración en los cerdos se realiza por los ganaderos antes de la tercera semana  de vida, ya  que de no hacerla el olor de la carne en edad adulta es demasiado fuerte, siendo de esta manera imposible  venderla y consumirla. Este fuerte olor se produce por el crecimiento natural de los cerdos en el cual se generan dos sustancias que son causantes de este efecto, la feromona androsterona y el escatol.

Le puede interesar: Importancia y beneficios de un buen saladero para el ganado

El procedimiento de castración es importante practicarlo de manera responsable y con bases respecto a procesos de higiene ya que si no se ejecuta de manera adecuada puede atentar contra la vida y el bienestar del animal. Es importante la aplicación de anestesia local y analgésicos para reducir algunos factores negativos como dolor y estrés, y favorecer a la ganancia de peso del animal.

Al no usar la anestesia local se interfiere desfavorablemente en la actividad metabólica del cerdo; en esta medida, el uso del medicamento contribuye a mejorar el bienestar animal acompañado con otros factores que pueden afectar la salud del animal. Por otra parte las instalaciones e instrumentos de operación juegan un papel importante a la hora de implementar las buenas prácticas porcinas y que la castración sea la adecuada.

En el Instituto de la Ciudadela Juvenil Amazónica Don Bosco, en San Vicente del Caguán, Caqutetá se llevó a cabo una práctica sobre el uso de anestesia local en la castración de porcinos; esta actividad fue formalizada por los estudiantes del técnico agropecuario junto a la compañía de una medica veterinaria zootecnista. Fue importante tener los elementos apropiados, entre estos los guantes, hojas para mango de bisturí, algodón, agua caliente, aerosol marcador, y por supuesto anestesia. También contar con la ayuda de otras dos manos.

Cabe resaltar que es importante utilizar analgésicos – antiinflamatorios por 5 días consecutivos para lograr el objetivo,  la cual trata de disminuir algunos factores que afectan negativamente al animal como dolor, estrés, olor a verraco y comportamientos agresivos facilitando así el manejo. Realizar este proceso asegura en el futuro la ventaja de ofrecer un producto de calidad en el mercado y el bienestar del animal en su tiempo de vida. 

Por: Leonela Narvaez; Karen Pinilla y Luis Miguel Villegas. Estudiantes de la Ciudadela Juvenil Amazónica Don Bosco
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here