Rectora de un colegio en Medellín ganó Premio de Mujeres Lideresas

El Premio Mujeres Lideresas de Antioquia en la categoría de Educación fue entregado a la rectora de un colegio en Medellín por su compromiso en la implementación de estrategias que buscan no solo el mejoramiento de la institución sino el de sus profesores y estudiantes.

0
207
Foto por: Corporación Sol y Esperanza

El Premio Mujeres Lideresas de Antioquia tiene el objetivo de resaltar y enaltecer el trabajo de las mujeres más comprometidas y apasionadas con su labor, liderado por la Federación de Mujeres de Antioquia y en un trabajo conjunto con la Corporación Sol y Esperanza, buscan que mujeres de todo el departamento se animen a visibilizar proyectos e iniciativas en pro del mejoramiento social del departamento.

Este año, la ceremonia de premiación se llevó a cabo el pasado 6 de abril y contó con la nominación de 60 mujeres a las categorías de Educación, Salud, Cultura y Arte. Una de las ganadoras fue Fibian Yulieth Aguilar, actual  rectora de la Institución Educativa Rafael García Herreros de Medellín. Su labor como docente inició en el año 1996 por medio de contratos de prestación de servicios y tras graduarse como Licenciada en Educación en el año 2000 comienza a labrar el camino que con tanto esfuerzo la llevaría a recibir el cargo de rectora en el 2016.

Le puede interesar: La apuesta de una rectora por la educación, los valores y la democracia

Fibian Yulieth es una mujer que se caracteriza por la entrega a la comunidad y por la búsqueda de una transformación social, trabajando durante estos 22 años con población vulnerable, grupo de Aguapaneleros Medellín y Fundación Poder Joven. La postulación al Premio Mujeres Lideresas se hizo por parte de  Acción Cultural Popular – ACPO al ver el compromiso de su labor docente y su aporte a la construcción de una pedagogía que prioriza los valores cívicos y democráticos.

En cuanto a la iniciativa que la hizo merecedora de dicho premio se trata de Sembrando Valores, una forma de fortalecer las habilidades, visiones y emociones de jóvenes que presentan dificultades para interiorizar normas para convertirlos en líderes capaces de cambiar la situación de sus comunidades por medio de prácticas como el reciclaje, el compostaje y la huerta escolar.  Manifestando un logro importante en tanto ahora son estos jóvenes quienes lideran el proyecto y aportan en la capacitación de valores con el resto de estudiantes, también con las actividades de la huerta escolar.

Cabe mencionar que este tipo de iniciativas resultan indispensables para el fortalecimiento de los lazos sociales que se dan dentro de las instituciones educativas, ya que como lo afirma Fibian “nuestros estudiantes necesitan ser reconocidos, no juzgados; escuchados, no castigados y sancionados. Nuestra principal función como docentes es generar diferentes estrategias que lleven a los estudiantes a respetarse, ser honestos, responsables, con sentido de pertenencia, de esta manera logramos cambios significativos en su forma de pensar, actuar, sentir y aprender”.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here