Remedios, el oso de anteojos que continuará en zoológico de Medellín

Por la libertad de Remedios, un joven oso de anteojos, abogado interpuso un habeas corpus exigiendo la liberación del ejemplar que desde 2017 se encuentra en un Zoológico de Medellín. No obstante, el Tribunal negó la petición, abriendo un debate sobre el reconocimiento de los animales como sujetos de derecho.

0
139
Foto por: El Tiempo - https://bit.ly/2OUwqPf

El oso de anteojos es la única especie de oso asociada a la Cordillera de los Andes también conocido como el guardián de los páramos. Este mamífero principalmente solitario, presenta un tamaño mediano alcanzando los 2 metros y llegando a pesar hasta 200 kilogramos. Por su forma de alimentación, sus recorridos y actividades es una especie indispensable para el equilibrio ecosistémico de las zonas que habita.

Siendo uno de los animales más antiguos del planeta, el oso de anteojos es actualmente una especie en peligro de extinción a causa de la actividad humana que amenaza no solo su hábitat sino su vida misma.  Es por esto que su conservación debe considerarse de prioridad para países como Colombia, Venezuela y Ecuador; diseñando y ejecutando planes de restauración, conservación y protección de esta importante especie.

Le puede interesar: Hoy celebramos la vida del oso de anteojos, guardián de los páramos

Remedios, es un jóven oso de anteojos encontrado en diciembre del 2017 en el municipio de Remedios, Antioquia; territorio en el que una familia lo acogió durante más de un mes y luego lo entregó a las autoridades ambientales competentes. Después de haber pasado por una serie de revisiones veterinarias, el oso ha permanecido en el Zoológico Santa Fé de Medellín, ya que dicho espacio cuenta con infraestructura y personal adecuados para atender al ejemplar.

En abril del 2018 Remedios fue trasladado a una zona de exhibición a causa de su rápido crecimiento, en donde se evidenció que el oso presenta comportamientos de amansamiento y condicionamiento a los humanos, lo que representa una dificultad para su proceso de readaptación. Cabe mencionar que, en los tres primeros años de vida estos osos aprenden y desarrollan comportamientos propios para su supervivencia, lo que enciende una alarma ante la situación de Remedios que ya tiene casi dos años.

Teniendo en cuenta las condiciones naturales que requiere esta especie, el abogado Luis Domingo Gómez, en defensa del animal, interpuso un habeas corpus exigiendo la liberación del mismo. Sin embargo, hace unos días el Tribunal Superior de Medellín decidió negar la solicitud argumentando que este mecanismo solo aplica para seres humanos. Lo que abre un debate sobre la necesidad de reconocer a los animales como sujetos de derecho y así mismo, invita a la pronta acción para garantizar el bienestar y correcto desarrollo de Remedios.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here