Retuna, el primer centro comercial con productos reciclados y sostenibles

En la localidad de Eskiltuna, en Suecia, los habitantes tienen a su disposición el primer y único centro comercial donde todo lo que se ofrece es de segunda mano. La idea fue concebida por un grupo de activistas ambientales que le apuestan al manejo eficiente de residuos.

0
275
Foto: TICBeat.

Retuna abrió sus puertas en agosto de 2015, bajo los principios de la economía circular de las tres R’s: reducir, reusar y reciclar. Todas sus tiendas exhiben productos de segunda mano –en buen estado- o artículos nuevos creados a partir de cosas que ya no sirven y que sus dueños han desechado.

El centro comercial está ubicado junto a un centro de reciclaje, donde la gente puede ir a dejar las cosas que ya no quiere, que están dañadas o que ya no necesita. Allí son clasificadas y enviadas a los comercios, donde los empleados de los locales eligen aquello que pueda ser reparado o transformado en otro producto –lo que se conoce como upcycling o suprareciclaje-.

Le puede interesar: Putumayo, una selva de conocimiento y riqueza natural

“La decisión de crear el centro comercial surge de una combinación de políticos valientes y un deseo de ser el mejor municipio en la gestión de residuos”, afirma Anna Bergström, directora y confundadora de Retuna, quien también asegura que el proyecto ha generado 50 nuevos empleos, y atrae en promedio a unas 700 personas, diariamente, además de optar por una economía menos consumista.

Como el propósito de Retuna no es únicamente comercial, sino también busca concientizar a la población frente a la idea que un futuro basado en la sostenibilidad sí es posible. De manera que allí se organizan eventos, talleres y conferencias para involucrar a los más jóvenes en el cuidado del medio ambiente, tal es el caso del intercambio de juguetes, actividad durante la cual los niños intercambian sus juguetes usados por bonos para adquirir juguetes de segunda mano.

Lo que se puede comprar en este inusual centro comercial

En Retuna hay establecimientos para todos los gustos: en total son 14 locales, entre los que se pueden encontrar tiendas que ofrecen restos de demoliciones o restauraciones de edificios que aún pueden usarse, como puertas, tuercas y clavos o baldosas.

Las hay también de ropa, electrodomésticos y deportivas, y aquellas especializadas en muebles, decoración, animales y plantas. Y para quienes buscan un espacio para conversar y compartir, Retuna cuenta también con restaurante de comidas de origen orgánico y un café ecológico.

Evolución sostenible

Mucho se ha discutido sobre el asunto, y aún hoy hace parte de la agenda mundial como tema destacado. El cuidado del medio ambiente no es ajeno a ninguna de las naciones, y atañe tanto a los gobiernos como a cada uno de los habitantes. Proyectos ecológicos como Retuna son ejemplo de la posibilidad de llevar una vida siguiendo un modelo respetuoso con el medio ambiente.

Por: Christian Giovanny Barreto. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here