Salchichas de gallina criolla, el emprendimiento de Liliana en Manta, Cundinamarca

En el municipio de Manta, Cundinamarca se pueden encontrar las salchichas de gallina criolla, una iniciativa productiva de Liliana Soriano, quien se encuentra fortaleciendo este creativo emprendimiento gracias al proyecto POETA YouthSpark.

0
1701

Liliana del Pilar Soriano es de aquellas mujeres a las que se les conoce como “berracas” por sus ganas de salir adelante y por la creatividad y pasión con la que desde hace seis años ha trabajado para establecer su emprendimiento. Oriunda del municipio de Manta, Cundinamarca y con 40 años de edad y de saberes, Liliana se refiere con orgullo a lo que representa para ella un logro de vida.

Se trata de las salchichas de gallina criolla, elaboradas de forma artesanal y con productos naturales a partir de una mezcla de conocimientos sobre la gastronomía tradicional del municipio y la idea que tuvo Liliana de crear una alternativa para que consumir la deliciosa y representativa gallina campesina no resultara muy costoso. Pues sabía que las familias pequeñas generalmente no pagaban por una gallina completa y que para familias muy grandes podría implicar un precio muy alto.

La puesta en marcha de este proyecto de vida

Con la idea de resolver aquella necesidad que identificó en su comunidad, y que posiblemente se presente con mayor frecuencia en las ciudades donde el precio de la gallina puede ser de $10.000 a $15.000 más alto que en las zonas donde se da la avicultura, Liliana tuvo que enfrentar algunos obstáculos relacionados con la falta de equipos para la producción de las salchichas criollas, pues maquinaria como el cutter resultaban indispensables para dar una textura adecuada al producto mediante el molido de la carne y su homogeneización. 

 A lo que se le sumaba la falta de conocimientos sobre la diversidad de ingredientes, la forma de conservarlos, los empaques adecuados y algunos aspectos más. Dificultades que no detuvieron a Liliana y que al contrario la llevaron a encaminar su idea productiva e inscribirse a un Técnico en Agroindustria Alimentaria con el SENA. «Me di cuenta que necesitaba ir mejorando», afirma mientras hace referencia a la llegada de POETA YouthSpark a su vida.

Un proyecto de Microsoft Filantropía que busca empoderar a través de la tecnología a jóvenes y en este caso adultos en situación de vulnerabilidad en América Latina y El Caribe. Esto con el fin de facilitar oportunidades de educación, emprendimiento y empleo mediante capacitaciones integrales en alfabetización digital y ciencias de la computación. 

Un sueño cada vez más alcanzable

Desde hace cuatro años Liliana es líder y docente de Escuelas Digitales Campesinas, un programa de Acción Cultural Popular – ACPO del cual también fue estudiante en su momento y por el que se enteró sobre POETA YouthSpark. «Me pareció muy interesante cuando nos presentaron el temario del proyecto y de una manera sencilla ha llegado la información, ha sido muy dinámico».

Al preguntarle a Liliana sobre las metas que tiene con su iniciativa productiva, se refiere en primer lugar a encontrar una forma de financiamiento, y en un tono esperanzador habla de lo aprendido en las capacitaciones de POETA YouthSpark «hoy día internet maneja gran publicidad y es el medio para darse a conocer con productos como las salchichas criollas, saber cómo elaborar nuestra empresa, cómo organizarla y cómo mostrarla al público ayuda bastante para llegar un día a conseguir recursos económicos para seguir avanzando en el proceso».

A largo plazo, su segundo y más anhelado objetivo es establecer las salchichas criollas como un producto comercial que llegue a otros municipios y de ser posible, a otros departamentos. Para Liliana no es una meta imposible, pues hasta el momento no se ha rendido y ahora sabe que el internet es una herramienta que le puede ayudar a alcanzar su sueño. Contra cualquier temor y dificultad, se llena de paciencia, valor y compromiso, aspectos que le dan la disposición para seguir aprendiendo cada día más.

«Cuando dijeron las características del proyecto POETA hablaron de la creación de una página web y esa fue una parte a la que le tuve miedo, porque en algún momento conocí el tejemaneje “asunto complejo”  de lo que es crear una página por medio de códigos y es muy complicado, pero cuando tuvimos la clase vi que es totalmente diferente, eso fue un cambio espectacular, me lleve una gran sorpresa », Comenta Liliana con un tono de voz que refleja su asombro y entusiasmo. 

Hoy  su producto ya no se vende únicamente por encargo como en un principio, sino que ha llegado incluso a algunas ferias, también se ha logrado establecer un precio que va desde $3.000 por la unidad y $45.000 la libra; bastante justo si se tiene en cuenta que no solo conserva el sabor de la gallina criolla sino que su presentación hace más fácil la preparación. Avances que demuestran que se vale soñar, y que confirman además todo el potencial que existe en el campo colombiano.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here