San Andrés y Providencia, un pueblo renaciente tras el paso de Iota

El huracán que alcanzó categoría 5 dejó a su paso 98% de la infraestructura destruida y miles de personas damnificadas. Actualmente avanzan los planes de recuperación y reconstrucción de este territorio caribeño que necesita más que atención humanitaria.

0
335
Foto por: Infobae - https://bit.ly/3aa6bxp

El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina es un grupo de islas ubicadas en el Mar Caribe, exactamente a unos 720 km del noroeste de la costa colombiana y a 110 km de la costa nicaragüense. Se trata del único departamento de Colombia separado continentalmente, un territorio que conserva las raíces afro-anglo-caribeñas que forjaron la cultura de este pueblo isleño.

Su economía se basa principalmente en el turismo y aunque es uno de los destinos preferidos para visitantes nacionales e internacionales, tiene un índice de pobreza de 16,8%. Según el Censo Nacional de 2018 realizado por el DANE, la tasa de desempleo supera el 7% y menos del 48% de la población cuenta con un trabajo formal.

Cifras que en este 2020 se han incrementado a causa de la pandemia por COVID-19 que afectó directamente a quienes viven del turismo y que tras meses de quietud, cuando al fin se reactivó la economía tuvieron que enfrentar un nuevo infortunio, el paso del huracán Iota.

Le puede interesar: Unión Europea envía ayuda humanitaria en apoyo a los afectados por los huracanes recientes

Los impactos de Iota en San Andrés y Providencia

El huracán llegó a las islas en la madrugada del 16 de diciembre y aunque se estimaba que era de categoría 2, alcanzó la categoría 5  justo al encuentro  con este territorio. Los fuertes vientos y las gigantescas olas dejaron a su paso un 98% de la infraestructura destruida y miles de damnificados. 

La directora del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – Ideam, Yolanda Gonzalez quien vivió la magnitud del huracán, afirmó que fue un fenómeno histórico no solo para Colombia sino para el planeta, pues no se había visto tan rápida evolución y desarrollo. Igualmente, mencionó que es indispensable llegar con la información oportunamente a las comunidades ya que esto permite salvar vidas.

Según el balance de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, en San Andrés se identificaron 2.514 viviendas afectadas y en Providencia 1.295. Igualmente, informó que de forma mancomunada el Gobierno Nacional junto con la Cruz Roja, Bomberos, Defensa Civil, el  ICBF y  autoridades departamentales, municipales y de la comunidad han trabajado en la reconstrucción de la isla.

Todos los esfuerzos apuntan al cumplimiento del plan de respuesta, recuperación y reconstrucción de las islas, que tiene las siguientes lineas:  Registro Único de Damnificado (RUD), Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades (EDAN), entrega de Asistencia Humanitaria de Emergencia (AHE), agua y saneamiento básico, limpieza y restablecimiento de servicios básicos, y telecomunicaciones.

Cabe mencionar que, esta situación invita a la solidaridad del pueblo colombiano y exige el seguimiento del plan de acción por parte del Estado, pues las islas ya presentaban situaciones de vulnerabilidad respecto a salud, educación y trabajo. Es un momento decisivo para el renacer de San Andrés y como país debemos unir fuerzas para garantizar que la prioridad sea la vida y el desarrollo sostenible.

Por: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here