Tallos de rosas tienen potencial para generar biocombustible

La separación de los componentes orgánicos de los tallos de esta flor son los más apropiados para la producción de biocombustible, convirtiéndose en una excelente alternativa como fuente de energía o para la industria del transporte.

0
485
Foto por: Portal web Facilísimo- https://cutt.ly/3jPEIrZ

La floricultura en Colombia es uno de los sectores más destacados, posicionándo al país a nivel mundial como el segundo exportador de flores, siendo la rosa la especie con más demanda nacional e internacional. Sin embargo, la producción y comercialización de esta flor genera grandes residuos que muchas veces no son desechados de manera correcta.

Sahra Nathalíe Rincón Rincón, magíster en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), plantea en su investigación que los tallos de rosa pueden ser de utilidad para la industria, ya que cuentan con compuestos de alto valor agregado que constituirían una alternativa en la generación de biocombustibles y productos químicos.

Le puede interesar: Cáscaras de frutas pueden utilizarse para la generación de biocarbón

Rincón evaluó la obtención de azúcares y lignina a partir de biomasa lignocelulósica, que se refiere a la materia seca vegetal (biomasa) proveniente de los tallos de rosas. La obtención de estos dos componentes se realizó por medio del proceso organosolv, que utiliza un solvente orgánico a una temperatura, presión y tiempo específicos.

Este proceso separa los componentes de la biomasa lignocelulósica, los cuales son los más apropiados para la producción de biocombustibles o productos químicos. También pueden ser utilizados como el componente inicial para generar productos como fenol, etileno, aditivos de combustibles, entre otros.

Cabe resaltar que esta investigación aporta al trabajo del Grupo de Investigación Aprovechamiento Energético de Recursos Naturales (Aprena), cuyo enfoque es el aprovechamiento de biomasas, con el fin de ofrecer una alternativa más allá de la producción de abonos orgánicos o fertilizantes.

En términos de tiempo total de investigación, fueron aproximadamente  seis meses, teniendo en cuenta que aunque el trabajo experimental duró cerca de tres meses, el análisis de revisión literaria, búsqueda de reactivos y preparación de biomasa, alargaron el tiempo de duración.

 

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here