Técnica ubica nuevas fuentes hidrotermales en Paipa, Boyacá

Con el uso de información satelital y de diversas técnicas geológico-geofísicas se identificaron cuatro prospectos exploratorios de fluidos calientes en Paipa (Boyacá).

0
555
Foto: WordPress.com

El modelo desarrollado busca establecer posibles zonas de prospección de nuevos yacimientos de aguas termales en este municipio, localizado a unos 40 km de Tunja, la capital del departamento. El proyecto fue posible gracias a una beca financiada con recursos del Fondo de Ciencia y Tecnología del Sistema General de Regalías de la Gobernación de Boyacá.

Aunque dicha técnica se emplea en países como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Italia y China, la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) es pionera en este tipo de análisis para Colombia.

Le puede interesar: Decreto 2642, una luz para proyectos de energías renovables en Colombia

“Además del uso recreativo, las fuentes hidrotermales se podrían emplear tanto para desarrollar nuevos cultivos de frutas (a partir de invernaderos térmicos) como para producir energía eléctrica en calderas, de ahí la importancia de estas investigaciones”, explican el estudiante Rafael Andrés Calderón, de la Maestría en Ciencias – Geología de la U.N., y el profesor Germán Vargas, director de la tesis.

“Además de las dos zonas conocidas, la metodología empleada permitió encontrar otros cuatro prospectos correspondientes a un sector situado en cercanías a la mina de Cemex, valle aluvial de la quebrada Honda, El Durazno, y uno más situado al oeste del Alto de los Volcanes”, destaca el estudiante.

Aunque las imágenes proporcionadas por las bandas termales de los satélites Landsat 7 y 8 fueron el punto de partida para ubicar los primeros puntos de exploración, el proyecto también cuenta con el respaldo de información geológica y geofísica, que permitió localizar los prospectos exploratorios.

“Mientras que la información geológica nos permite establecer dónde está el agua caliente, también nos define aquellos puntos en los que hay fracturamientos en la roca que hacen posible el desplazamiento de agua. Gracias a una estación radiométrica, el trabajo en terreno también ofrece datos de temperatura, radiación solar, temperatura de aire, humedad relativa y presión atmosférica”.

El procesamiento de las bandas termales mediante algoritmos matemáticos y la información acopiada durante la fase exploratoria llevó a establecer imágenes de temperatura real de la superficie del suelo, cuyos datos se contrastaron tanto con información sobre temperatura de 2013 proporcionados por el Servicio Geológico, como con técnicas geofísicas que permiten medir la resistividad de la roca.

“Cuanta menor resistividad haya, mayor probabilidad de encontrar agua caliente habrá, por eso hicimos un nuevo mapa que –sumado a las imágenes satelitales, temperatura del suelo e información geofísica– nos permitía encontrar lugares en los que hubiera mayor coincidencia de datos”, explica el estudiante de maestría.

Alto potencial hidrotermal

Las fuentes hidrotermales de Paipa tienen un área aproximada de 130 km2 y sus orígenes se sitúan al sureste de la población boyacense, tal como lo demuestran las formaciones de rocas sedimentarias que permiten la infiltración de agua lluvia, que se adentra hasta una profundidad estimada en 5 km, para luego ascender por estas mismas formaciones rocosas.

La presencia de domos volcánicos (rocas ígneas) en superficie hace prever que a lo largo del recorrido del agua de vuelta a la superficie se encuentra con rocas similares pero con temperaturas elevadas, para continuar su trayectoria hacia el norte, donde registra sus primeras manifestaciones en la superficie –sobre los sectores del Delfín y de La Playa–, y al sureste del lago Sochagota, en las piscinas del Instituto de Turismo de Paipa (ITP).

Puesto que los prospectos encontrados tienen gran posibilidad de ser nuevos yacimientos de agua caliente, una siguiente fase será hacer las correspondientes perforaciones para constatar la hipótesis y la profundidad en que se encuentran.

La técnica desarrollada en la U.N. se podría emplear en otras regiones de la geografía colombiana, con particular énfasis en aquellas zonas situadas cerca de centros volcánicos activos, como el Nevado del Ruiz, los volcanes Puracé Galeras, Cerro Machín y Chile Cerro Negro, entre otros.

Fuente: Universidad Nacional de Colombia.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here