“Tierralta Donde Fluye Miel”, un proyecto ambicioso para familias campesinas

Variedad de flora, microclimas y cuencas de agua, condiciones ambientales que combinadas con espacios para mejorar las capacidades en los campesinos y fomentar el respeto por colonias de abejas, favorecen el desarrollo de la apicultura en el municipio de Tierralta al sur de Córdoba.

0
1203

El programa Territorios de Oportunidad identificó el potencial apícola en la región y confió a Fundación Skambra al Desarrollo, la responsabilidad de implementar la actividad “Tierralta Donde Fluye miel”, el reto mejorar la calidad de la miel fortaleciendo las capacidades técnicas, productivas y empresariales de 150 familias apícolas vinculados a organizaciones del municipio.

Las abejas se comunican utilizando danzas, sonidos y feromonas, para interactuar con las colmenas. Un diagnóstico inicial soportado en información recolectada en campo permitió conocer aspectos sobre; rendimiento, nivel de conocimientos sobre apicultura en los campesinos y herramientas utilizadas durante el desarrollo de la actividad. Con estos insumos se desarrolló un plan de asistencia técnica a cada apicultor centrado en el bienestar de las abejas, acompañamiento socioempresarial a organizaciones y fomento del ahorro como estrategia de sostenibilidad de la actividad.

Se proyecta para finales del año implementar un centro apícola donde las organizaciones del sur de Córdoba accedan a equipos para reducir humedad o facilitar el envasado de miel, al tiempo que se crean unidades técnicas de extracción móvil que acompañan los procesos en apiarios generando recursos para las organizaciones.

Esta actividad es el inicio de un proceso a largo plazo que impulsará la actividad apícola en el sur de Córdoba complementado con extracción de nuevos productos, acceso a microcréditos para fortalecer las unidades productivas apícolas, alianzas comerciales que valoren la implementación de las buenas prácticas apícolas y sinergias que promuevan la coexistencia con el ser vivo más importante de nuestro planeta.

Por: Carlos Enrique Agamez Fuentes – Profesional Administrativo/Financiero Fundación Skambra Al Desarrollo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here