Tigrilla lanuda es liberada en su hábitat natural tras meses de adaptación

Después de su rescate e ingreso a un proceso de adaptación que duró 7 meses, esta pequeña estuvo lista para regresar a su entorno natural en el Páramo de Vida Maitamá, Sonsón.

0
480
Foto por: Cornare

El Leopardus tigrinus más conocido como tigrillo lanudo es el felino más pequeño de Colombia, habita principalmente en zonas de páramo y bosques de niebla de los Andes y se caracteriza por su hermoso pelaje, que lastimosamente lo hace muy llamativo para la caza y tenencia ilegal. Siendo esta una de las principales amenazas para la especie, además del deterioro de su hábitat por actividades de agricultura y minería.

Gracias a una familia campesina de Argelia, Antioquia que dió aviso a la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare – Cornare, se pudo rescatar a una pequeña tigrilla luego de una tormenta hace más de 6 meses que se encontraba sin su madre y en estado de vulnerabilidad. Por lo que fue trasladada al hogar de paso de esta institución en donde inició un proceso de adaptación.

Le puede interesar: Nuevo corredor biológico para la protección de dantas, pumas y jaguares

Una vez ingresó, los veterinarios le realizaron un diagnóstico médico en el que se identificó que se encontraba en buenas condiciones, pero que debía perfeccionar su comportamiento natural y completar su desarrollo. Así que se le preparó una jaula especial con un ambiente similar al suyo y lejos del contacto humano para que sus destrezas e instintos se fueran fortaleciendo naturalmente pensando en su liberación. 

“La tigrilla tuvo una respuesta muy positiva al proceso de rehabilitación, aprendió a conseguir su alimento por sí sola, siempre encontraba refugio, era agresiva y asustadiza y nunca buscó cariño ni atención de parte del grupo, lo que favoreció su pronta recuperación”, explicó Camilo Muñoz, Médico Veterinario del Equipo de Fauna Silvestre de Cornare.

Luego de un análisis de su estado se determinó que ya estaba lista para reincorporarse a su hábitat natural en en el área protegida Páramo de Vida Maitamá – Sonsón, lugar al que solo es posible llegar en helicóptero por lo que se acudió a la colaboración de la Fuerza Aérea Colombiana, que a través de una misión especial facilitó a Cornare la liberación de la tigrilla.

Por: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here