Turismo sin control podría amenazar la Laguna de los Tunjos de Sumapaz

Un estudio evidenció que el incremento desbordado del turismo en el Páramo de Sumapaz pone en peligro este importante escenario natural. Pues el ecosistema no cuenta con la infraestructura adecuada para soportar esta actividad, ni el manejo adecuado de residuos; por lo que es necesario establecer medidas de control.

0
710
Foto por: Minutoco - https://n9.cl/skif

La Laguna de los Tunjos es una represa natural que se encuentra ubicada dentro del páramo de Sumapaz, en la localidad número 20 de Bogotá, un ecosistema rico en biodiversidad considerado el más grande el mundo. Tiene una longitud de 14 km y es una de las principales fuentes de abastecimiento de agua para la capital.

Debido a su cercanía con la urbanidad, el páramo de Sumapaz se ha convertido en uno de los destinos turísticos preferidos por los bogotanos, que buscan conectarse con la naturaleza sin gastar mucho tiempo en desplazamientos o dinero, para ocupar su tiempo libre, especialmente los fines de semana. Sin embargo, el  incremento desbordado en el número de personas que llegan hasta la Laguna de Los Tunjos, ha puesto en grave riesgo a este ecosistema.

Le puede interesar: Preocupación en la laguna de Tota.

Así lo evidenció un estudio realizado por Paola Andrea Ruiz González, magíster en Medio Ambiente de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en el que se evaluó el impacto ambiental que genera el turismo en esta zona. Según explicó Ruíz, las diferentes empresas privadas que ofertan guías, caminatas y otras actividades turísticas no cumplen con las recomendaciones dadas por autoridades como la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), ni con una correcta disposición de residuos. 

En los últimos 4 años, el número de personas que visitan el páramo de Sumapaz ha aumentado indiscriminadamente, según datos de CAR  en 2015 se registraron 2.133 visitas por año a la laguna, mientras que en el 2019, ingresaron 21.482. Generando un incremento de más del 70%. “El problema es que, no hay delimitación de los espacios exclusivos para la actividad y la gestión que realiza el personal del parque no es suficiente para controlar la cantidad de visitantes, lo que ocasiona afectaciones al medioambiente y a las comunidades locales”, añadió Ruíz.

Uno de los principales impactos negativos en el ecosistema es la pérdida de suelo y la erosión, generada por las pisadas de los visitantes en los senderos, ya que de acuerdo con el estudio de la magister, la zona no cuenta con la infraestructura adecuada. A esto se le suma que no hay una correcta disposición de los residuos y una disminución de la cobertura vegetal por la extracción de frailejones. 

Es por esto que se hace necesario tomar medidas que regulen las actividades turísticas en el páramo de Sumapaz, “ zonificar las áreas de turismo, que planteen a dónde van a ir los senderos, además de adecuar una infraestructura liviana para evitar afectación directa del suelo” detalló Ruíz.

Cabe destacar que, la comunidad que habita en la región ha manifestado su desacuerdo con el turismo desbordado, sin embargo la investigación también destacó el incremento de las oportunidades culturales tanto de ciudadanos como de los habitantes del páramo. Por esto, es importante promover una educación ambiental que permita garantizar los intercambios culturales y la conservación del medio ambiente. 

 

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here