Tusa de la palma para producir energía

Lo que pretende el grupo de investigación es poder vender esta idea a plantas extractoras de aceite que producen esta materia prima para que puedan autoabastecer todo este proceso de extracción.

0
626
Foto: colgatepalmolive.com

Juan Camilo Solarte Toro, magíster en Ingeniería Química de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, precisa que el proceso diseñado por él, permite generar energía eléctrica con la ayuda de un motor de combustión interna (a gas).

Colombia es el cuarto productor mundial de aceite de palma, pero solo el 10 % de lo que representa el árbol de palma se aprovecha en la producción. Sin embargo, a partir de este y por medio de una gran variedad de procesos industriales es posible obtener gran cantidad de productos como oleína y estearina de palma, aceite para freír y margarinas, entre otros. Le puede interesar: Cifras favorecen producción de palma en Colombia; mala imagen persiste

El investigador del Instituto de Biotecnología y Agroindustria de la U.N. Sede Manizales menciona que en Colombia no se aprovechan los residuos que quedan, como por ejemplo hojas, tronco, semillas y racimos de fruto vacío. Por lo regular se desechan en rellenos, se queman o se dejan en el cultivo.

A raíz de esta problemática, el grupo de investigación en Procesos Químicos, Catalíticos y Biotecnológicos de la U.N. Sede Manizales quiso dar por primera vez en esta región un uso potencial al raquis (vena central de la hoja de la palma), con el propósito de que se pueda implementar en las zonas no interconectadas del país (ZNI), que representan el 53 % de la población nacional.

Destaca que “en las ZNI, por un kilovatio hora se cobran entre 600 y 800 pesos, mientras que en otras zonas del país que poseen un servicio ininterrumpido el costo del kWh vale cerca de 350 pesos. De ahí la importancia de implementar este proyecto con el fin de aprovechar un residuo renovable y dar lugar a la generación de energía de manera sostenible”.

Valor agregado

Después de realizar este proceso también se generó un valor agregado que es un carbón vegetal que se puede utilizar en cultivos, para abono en suelos y además puede ayudar a formar catalizadores.

El magíster Solarte destaca que después realizar estos análisis también se generaron cenizas del raquis que se pueden utilizar como aditivos del concreto para emplearse en la construcción, por su alto contenido de óxido de silicio.

Por: Periódico El Agro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here