Un proyecto que fomenta la democracia en los ambientes escolares rurales

Monstruolandia y la Caja de herramientas son dos de los materiales pedagógicos que se han implementado en el proyecto Valores Cívicos y Democráticos. La intención es fomentar la sana convivencia y la participación en escenarios escolares.

0
564
Foto por: Sandra Romero. Facilitadora de ACPO en Silvania.

Gracias al proyecto Valores Cívicos y Democráticos, financiado por la Embajada de Bélgica e implementado por la Registraduría Nacional del Estado Civil, el Centro de Estudios en Democracia y Asuntos Electorales – CEDAE y Acción Cultural Popular – ACPO, las vivencias de los estudiantes beneficiarios del proyecto, se ven reflejadas con las actividades socioeducativas que se llevan a cabo en las diferentes instituciones donde se ejecuta el proyecto.

Herramientas pedagógicas como Monstruolandia y la Caja de herramientas han permitido que los docentes conozcan los estados emocionales y psicológicos de sus estudiantes; problemas de bullying, de maltrato familiar, de baja autoestima, de autocuidado y autorespeto. Los anteriores han sido detectados gracias a las actividades lúdicas y didácticas que se realizan en el marco del proyecto de Valores Cívicos y Democráticos.

Le puede interesar: La democracia rural tocó las puertas de la Cárcel de Garagoa, Boyacá

Foto por: Sandra Romero. Facilitadora de ACPO en Silvania.

Durante la realización de las actividades se hace una valoración de los comportamientos y las vivencias de los estudiantes, lo que le permite al docente identificar un poco sobre cómo es el contexto familiar, social y educativo de sus alumnos y así brindar herramientas de apoyo ante los posibles conflictos que se puedan presentar dentro o fuera del aula.

Promover actitudes y solución de conflictos es crucial para mejorar la convivencia, la participación democrática, el compañerismo, la justicia, la igualdad y la equidad y para ello se requiere de estrategias pedagógicas que ayuden a los estudiantes a proyectar un estilo de vida y una ciudadanía con principios y valores.

Es así como la cartilla Monstruolandia y la Caja de herramientas han permitido fortalecer espacios educativos y familiares donde se refleja una comunicación calidad, honesta respetuosa, comprensiva y en una sana convivencia con los demás y consigo mismo.

Foto por: Sandra Romero. Facilitadora de ACPO en Silvania.

Por: Sandra Patricia Romero. Facilitador de Acpo en Cundinamarca.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here