Un viaje fluvial en Caquetá es sinónimo de riqueza natural

Caquetá es uno de los departamentos con mayor riqueza natural en Colombia, de manera que emprender un viaje fluvial por alguno de sus ríos, es la oportunidad de acercarse a las especies que esconde la manigua. Aquí un relato por el río Caguán.

0
218
Foto: Caqueta.travel

Es un viaje fluvial que se realiza desde el municipio de Cartagena del Chairá a la inspección de Remolino del Caguán, el cual empieza a las 13:00 horas desde el puerto de Cartagena del Chairá a través de botes o canoas con capacidad máxima de 16 pasajeros. Este recorrido tiene una duración de 4 a 6 horas y tiene un valor estimado de $80.000 mil pesos por persona.

Durante el recorrido se logra evidenciar el majestuoso paisaje natural que deja entrever en el desplazamiento fluvial ante la inmensa selva amazónica que posee el municipio de Cartagena del Chairá, donde para esta época del mes de abril se aprecia uno de los animales más exóticos del río Caguán “la tortuga de río”.

Esta especie es considerada la más grande de Suramérica, llegando a alcanzar un tamaño máximo cercano a los 90 cm y un peso que ronda los 30 y 45 kg.

Le puede interesar: Tips para cuidar nuestros cultivos y animales en temporada de lluvias

Diferentes estudios sobre estos animales indican que las hembras suelen ser más grandes que los machos, siendo esta una de las características más marcadas del dimorfismo sexual existente; además, la coloración puede variar siendo los tonos cafés y gris oscuro los más habituales.

Las tortugas charapa son principalmente herbívoras y consumen una gran cantidad de flores, hojas, invertebrados, semillas, y tallos, así como también esponjas de agua dulce.

Esta especie se ve influenciada por las temporadas de aguas altas (abril – octubre) y bajas (noviembre – febrero) en la rivera del rio Caguán. Durante la temporada de lluvias se desplaza a los planos de inundación y penetra las selvas inundadas para aprovechar los frutos y semillas que caen al agua. Al regresar el verano vuelven a los cauces de los ríos en busca de playas arenosas para reproducirse.

No obstante, a pesar de su riqueza, esta especie se encuentra bajo amenaza por la caza indiscriminada por parte de los pobladores que viven en las riberas del río Caguán; diferentes organizaciones que protegen al medio ambiente y a los animales, se encuentran desplegando diversas acciones de control y vigilancia en busca que la población de tortuga charapa se mantenga y vaya en aumento, y que permita frenar el comercio ilegal de esta especie.

Por: Andrés Yesid Ramírez. Facilitador de ACPO en Caquetá.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here