Carta del campo: Una educación para pensar

La inconformidad de estudiantes, padres de familias y docentes lleva a la discusión sobre si la educación en Colombia está pensada en los colombianos o si el país continúa siendo una mala copia de países que poco o nada tiene que ver con nuestra cultura.

0
306
Foto: Mundo Rural 2018

Los movimientos políticos, sociales y culturales llevan a hacer un análisis sobre si la educación en Colombia está preparada para afrontar estos problemas. Las críticas por parte de los estudiantes, padres de familia, docentes y comunidad en general sobre el sistema educativo y los resultados de los mismos parecen imparables; sin embargo, ¿Cuál es la raíz de problema?.

Se puede culpar a los profesores que no cumplen con cabalidad su labor, o a los padres que ven a las instituciones educativas como una guardería que debe formar a sus hijos; también a las leyes que obligan a las instituciones a tener dentro de sus aulas estudiantes “maleducados” que afectan el ambiente escolar. Finalmente, se puede culpar a las políticas educativas  traídas de países que nada tienen que ver con Colombia.

La educación en Colombia debería ser obligatoria y las aulas, espacios donde los estudiantes se enamoren de la lectura, la cultura, el aprendizaje y las artes. Se debe pensar en una educación para los colombianos, para que los enseñe a pensar, a ser críticos y a vivir amando lo propio.

Por: Miguel Andrés Brenner. Habitante rural de Ubaté.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here