Unidos Por El Chiribiquete, un llamado para salvar la esencia de este lugar

La Serranía de Chiribiquete un lugar mágico que el país debe preservar y proteger de la explotación de recursos naturales, los cultivos ilícitos y los proyectos de infraestructura.

0
283
Foto: Parques Nacionales Naturales de Colombia

La Serranía de Chiribiquete es un área de 4 268 095 hectáreas que ocupa los territorios del Guaviare y el Caquetá, es el área de reserva de mayor extensión en el país; además posee 708 especies de plantas únicas en el mundo, 216 especies de peces, 30 especies de mamíferos y 7 primates. Su estructura se constituye con 36 mesetas o tepuyes característica que le da reconocimiento a nivel nacional e internacional.

En los inmensos tepuyes se encuentran plasmadas 70 mil pinturas indígenas que narran diferentes historias y que se han realizado en puntos inalcanzables, tanto así, que aún no hay explicación de cómo llegaron los indígenas hasta aquellos lugares de 900 mt de altura para dejar plasmadas las imágenes.

Esto convierte a La Serranía en un lugar único en el país y que la Fundación Chiribiquete, una organización que trabaja por proteger la serranía, señala que es necesario conocerlo, pues una vez visitado será claro el por qué debemos preservarla y protegerla.

Le puede interesar: Siembra de frailejones promete preservación de páramos en Tuluá

Lejos de las maravillas de este lugar, como todos los ecosistemas de nuestro país se encuentra con amenazas que pueden perjudicar a todos los seres vivos, fuentes hídricas e inclusive su estructura. Esto debido a acciones humanas que se han extendido con el tiempo.

Aunque es un área considerada patrimonio de la humanidad, reconocida como tal por la UNESCO se enfrenta a distintos factores problemáticos. Entre estos predominan los siguientes: Proyectos viales que están invadiendo los amortiguadores (delimitaciones) de Chiribiquete; cultivos de coca; deforestación de lugares aledaños para la ganadería; deforestación para extracción objetiva de madera y la agricultura extensiva.

A pesar de ser un área de reserva nacional, quienes protegen La Serranía de Chiribiquete temen por todos estos problemas que afectan de manera directa a los distintos ecosistemas que componen esta reserva y que las investigaciones de la Fiscalía no dan con quienes talan los árboles.

Por esto la Fundación Chiribiquete realiza jornadas de capacitación a pobladores para crear una red de conciencia; además invita a “conservar el Chiribiquete, ya que no es sólo una misión de los investigadores, antropólogos, biólogos o ambientalistas que han logrado conocerlo; sino una misión de todos y los primeros llamados a ser sus guardianes y amigos son los pobladores de los departamentos donde está ubicado. Escucharlos, reconocer su vital papel para esta retante misión es un paso que se debe dar; son ellos quienes conocen su territorio y quienes por décadas lo han habitado y son ellos los que deben en este momento interiorizar y accionar una forma distinta de observar su territorio”.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here