Crisis en cultivos de maíz se mantendrá en 2016

El año 2015 no dejó buenos resultados para el agro, especialmente en cultivos tan importantes e históricos en Colombia como el maíz que tuvo descensos significativos como consecuencia del débil comportamiento de la economía nacional y por el fenómeno de El Niño.

Por: Nelson David Ruiz Guzmán
Facilitador de las EDC de Cundinamarca

Con excepción del arroz con 12.9%, la palma de aceite con 9.9%, cacao con 15.8% y los frutales con 7.1%, productos que mostraron importantes incrementos en sus niveles de producción, otros no tuvieron un buen desarrollo. Los cultivos de maíz (-18.4%), el sorgo (-36.7%), la cebada (-41,3%), trigo (-42,9%), algodón (-22,8%), tabaco (-13,1%), soya (-8.8%), frijol (-8.2%) y hortalizas (-4.4%) tuvieron comportamientos moderados e incluso descensos significativos, de acuerdo con la información de la Sociedad de Agricultores de Colombia – SAC.

dom4

El caso del maíz importa por la relevancia que tiene tanto en la canasta familiar como en la producción avícola y porcícola en Colombia. El comportamiento negativo de la producción del maíz,  está asociado a la reducción de áreas sembradas por los bajos precios en el momento de las siembras y por las condiciones climáticas desfavorables provocadas por el intenso fenómeno de El Niño, un panorama que ha causado pérdidas en siembras, disminución en rendimientos por hectárea y baja calidad en los productos.

Otro factor determinante en la crisis del cultivo de maíz en el año 2015 fueron las importaciones. Según datos de la SAC, Colombia importó 651.367 toneladas de maíz, fruto de la caída en la producción nacional, sumado naturalmente a la devaluación del peso colombiano frente al dólar que hace que los precios de las importaciones sean más competitivos frente al costo de la producción nacional.

Se suma también a este fenómeno que la tasa de cambio no ha sido aprovechada para exportar, menos en el caso del maíz en donde lo que se cosechó no suplió con la demanda nacional.

Las expectativas para el año 2016 no son tan alentadoras como podría suponerse con el regreso de las lluvias. Las incidencias del fenómeno de El Niño en las zonas rurales de Colombia continuarán afectando las cosechas, especialmente de cultivos de ciclo corto  como es el caso del maíz, y afectando de manera directa e indirecta los costos de alimentos de la canasta familiar.

La oferta nacional insuficiente para atender las demandas asociadas al consumo del maíz en la canasta familiar, en la avicultura y en la porcicultura ocasionarán este año un golpe de costos significativos.

De ahí la importancia que tiene la puesta en marcha del programa Colombia Siembra del gobierno nacional. Una salida que de ser aprovechada por los campesinos colombianos puede ser la respuesta a la sustitución de importaciones y a la búsqueda de oportunidades en nuevos mercados para exportar con variados productos.

 

Sembrar ahora es la solución.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.