La lechona: una historia deliciosa

En esta serie, ‘una historia deliciosa’, hemos escrito sobre algunas preparaciones criollas, profundamente colombianas que con el pasar de los años se han convertido en símbolos culturales. La lechona  sin duda,  hace parte de paraíso gastronómico nacional.

Por: Andrés A. Gómez Martín

Cuando hablamos de las comidas típicas colombianas, hablamos de toda una historia de hibridación, adaptación social y cultural que se ha forjado en las regiones, tradiciones sociales que se han transmitido de generación en generación y que hasta el día de hoy se mantienen con muy pocas modificaciones.

epa

El departamento del Tolima, además de alimentarnos con el tamal, también nos alimenta con una de las preparaciones más famosas del país: la lechona. El municipio que se ha hecho famoso por la preparación de este plato es el Espinal, en el norte del departamento. En los buenos tiempos, este municipio era reconocido por su tradición arrocera y comercial de la bonanza, que era la flor insignia del municipio, sin embargo por razones que no nos atañen en este momento, el municipio se volcó en gran parte a la venta de este plato tan criollo. Se estima que tan solo en el departamento del Tolima más de 20 mil personas dependen de este negocio. Los criaderos de los cerdos, los cocineros, los restaurantes, los transportadores, entre otros.

La verdadera lechona no lleva arroz, para sorpresa de muchos, solo se cocina con arvejas fritas y carne de cerdo que se adoba con cebolla larga, cebolla cabezona, ajo y el toque secreto de cada cocinera o cocinero. Una parte fundamental de la preparación, radica en el horno de barro  y en la leña que se utiliza para cocinarla, por lo menos por veinte horas.

En otras regiones, como en Bogotá,  la lechona se prepara con arroz,  y otros tipos de carne, lleva arepa paisa y el tradicional cuero crocante de color dorado. También puede ser servida con papa. Pero en realidad, el toque secreto de la lechona está en el insulso que se sirve en el Espinal junto con el cuero crocante. El insulso es una preparación de panela y masa de maíz que se deja derretir formando una especie de cuajada, al probar el insulso y la lechona se genera toda una explosión de sabores netamente criollos.

Y usted, ¿qué espera para probarla?

  1. liesli stella reyes martinez 30 septiembre, 2015, 3:16 pm

    gracias ami DIOS porque nos permite esta cada dia participando de esta hermosa a sosiacion gracias campesinos

    Responder
  2. me gusta la lechona y necesito mas informacion sobre la lechona

    Responder
  3. […] septiembre de 2015, Elcampesino.co compartió una nota que habla de la historia de la lechona como plato típico tradicional del Tolima, en la cual se nombra al Espinal como el […]

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.