La marroquinería y su situación actual en Colombia

Foto por: María Cruz - La industria del cuero representa el 2,17% del PIB manufacturero del país.

Foto por: María Cruz – La industria del cuero representa el 2,17% del
PIB manufacturero del país.

Por Victoría Flórez

La marroquinería hace parte de una de las industrias más importantes de Colombia, la industria del cuero, que de acuerdo al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), es la fuente de trabajo del 0,6% de la población a nivel nacional, y a su vez representa el 0,27% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. A pesar de esto, dicha industria se ha visto afectada en los últimos años por el ingreso de mercancías de otros países a Colombia, que se ha dado gracias a la apertura de tratados comerciales presentada en los últimos años. Esto fue evidenciado en las estadísticas del DANE del año 2013, que advertían una caída del -8,5% en el sector del calzado.

Foto por: María Cruz – La cadena de producción del cuero está compuesta por seis procesos, desde la cría del ganado, hasta la manufactura de los productos.

Foto por: María Cruz – La cadena de producción del cuero está
compuesta por seis procesos, desde la cría del ganado, hasta la manufactura de
los productos.

De acuerdo a Luis Gustavo Flórez Enciso, presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam) Colombia se caracteriza por poseer una economía abierta que no puede evitar las importaciones de marroquinería al país, pero sostiene que esto no es lo que en realidad afecta a la industria colombiana. “Lo que afecta a Colombia en materia de importaciones, no son las legales, que por supuesto constituyen un volumen de competencia importante para la industria, sino que son las importaciones ilegales las que conforman lo que podríamos llamar una competencia desleal” dijo Flórez.

Foto por: Victoria Flórez – Los principales países de desino de los productos de marroquinería colombiana son: China, Italia, Tailandia y Venezuela

Foto por: Victoria Flórez – Los principales países de desino de los productos de marroquinería colombiana son: China, Italia, Tailandia y
Venezuela

Algunos industriales colombianos comparten el mismo malestar frente a los productos que llegan al país y que sitúan  unos niveles de competencia en materia de precios que son difíciles de alcanzar para los productores de marroquinería nacional. “Más que todo nos vemos afectados por los precios de los productos chinos, que son irrisorios e inalcanzables para nosotros” sostuvo Miguel Rivas, propietario de Calzado Mister R, quien además sugiere que las ventas del calzado colombiano han disminuido de manera considerable, a pesar de que la calidad de la producción nacional es superior que la de los productos chinos. “El producto nacional es de mejor calidad que el producto chino; el fuerte de nosotros es la calidad y eso nos puede ayudar a ser más competitivos –dijo Rivas- pero ya sería el gobierno quien debería implementar medidas de protección para nuestros productos”.

En el año 2013, el Gobierno implementó el decreto 074 para establecer un arancel mixto para las importaciones de ropa y calzado que entren a Colombia, frente a lo que Flórez afirma que se han visto algunos resultados: “Ha tenido efectos positivos para la marroquinería. Digamos que no ha solucionado completamente el problema, pero ha contribuido a que los altos volúmenes de productos que venían a precios anormalmente bajos se hayan reducido considerablemente, y las estadísticas de comercio exterior lo ratifican” aseguró Flórez.

Foto por: Victoria Flórez - Los principales destinos de las ventas de calzado en pares son Ecuador, Venezuela, Panamá y México.

Foto por: Victoria Flórez – Los principales destinos de las ventas de
calzado en pares son Ecuador, Venezuela, Panamá y México.

Pero la solución para los problemas que enfrenta la marroquinería nacional no se dará únicamente controlando los índices de importación, sino que también es necesario un mejor posicionamiento de los productos colombianos al interior del país, por lo que Acicam realiza anualmente dos ediciones del International Footwear and Leather Show (IFLS) en febrero y en agosto, para promover a la industria del calzado y del cuero, además de las manufacturas y los insumos de producción.

En la versión más reciente del IFLS, que se llevó a cabo los días 3, 4, 5 y 6 de febrero del presente año, se contó a su vez con la presencia de representantes del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo; entre ellos la ministra de comercio, Cecilia Álvarez Correa y el viceministro de industria, Felipe Sardi. Además de esto, estuvieron presentes representantes de empresas de marroquinería del exterior, donde se destacó la presencia de productores de Brasil.

Inversiones Vía Tropical, distribuidor exclusivo de la marca fabricante brasilera Grendene para Colombia, fueron unos de los presentes en el IFLS, encabezados por Marcela Molina, supervisora de mercadeo de Inversiones Vía Tropical, quien sostiene que sus importaciones para Colombia han ido creciendo y adquiriendo fuerza, pero que no buscan desplazar al producto nacional. “El cuero es un producto muy tradicional en Colombia, y nuestro producto es complementario para el consumidor” sostuvo molina.

En el periodo transcurrido entre el 2011 y el 2013, se registró un aumento del 20% en las importaciones de cuero y del 13% en la marroquinería, siendo los principales departamentos de destino de las importaciones: Cundinamarca, Valle del Cauca, Antioquia, Atlántico y Norte de Santander. Estos departamentos, paradójicamente, son al mismo tiempo los mayores productores de cuero del país.

Las curtiembres se ven también afectadas por la importación de cuero, pero de acuerdo con María Cruz Gómez, propietaria de una curtiembre en San Benito, al sur de Bogotá, es más común que el cuero sea llevado de Colombia para otros países. “Aquí en la curtiembre ahora hay poco cuero, porque está muy costoso y la mayoría lo exportan para otros países, pero a pesar de esto la producción se mantiene, ya que es por épocas específicas que se hacen los pedidos, como a final de año, pero ha empeorado también por que traen mucha mercancía barata de china y esto afecta a la marroquinería nacional” dijo Cruz.

Una de las variables que posiblemente afecta en mayor medida a la industria del cuero es la falta de estrategias para la producción sostenible de los insumos, la cual es una problemática que el gobierno se ha estado replanteando en los últimos años, y un ejemplo de esto es el proyecto del parque industrial para el tratamiento de curtiembres en Villapinzón, para evitar contribuir a la contaminación del río Bogotá. Además, es posible que con una producción más sostenible, la industria de la marroquinería en Colombia crezca.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.