Pilas orgánicas a partir de residuos de plátano, aguacate y caña

Un investigador de la Universidad Nacional convirtió una mezcla de residuos de plátano, semilla de aguacate y caña, en materia prima para fabricar pilas orgánicas. Eliminando los químicos contaminantes usados en pilas AAA y creando un conductor de energía más amigable con el ambiente.

0
691
Foto por: Unimedios - https://n9.cl/8b0y

Las pilas son una fuente de energía que forma parte de la vida cotidiana, se utilizan en juguetes, linternas, relojes, calculadoras y otros elementos tecnológicos. La reacción de los químicos que las componen como el mercurio (Hg), níquel (Ni), litio (Li) y plomo (Pb), permite obtener energía eléctrica. Sin embargo, según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, estos elementos son considerados tóxicos para el ambiente.  

De acuerdo a la entidad, este producto al terminar su vida útil, se convierte en un residuo peligroso, debido a que una pila de botón puede llegar a contaminar hasta 600 mil litros de agua. Además, si después de desecharlas son quemadas, se producen vapores que se dispersan por el aire y, cuando llueve, los metales son arrastrados hacia el suelo y las fuentes hídricas, contaminando así el planeta. 

Le puede interesar: Guadua y coco pueden ser fuente de energías alternativas.

Es por esto que Fabio Nicolás Rosero Rodríguez, magíster en Ciencias Físicas de la Universidad Nacional – Sede Manizales, junto con el grupo de investigación en Física de Plasma de la universidad, realizaron un trabajo de investigación, con el objetivo de encontrar fuentes alternativas de energía más amigables con el ambiente y aportar a la reducción de los efectos del cambio climático. 

Como resultado del estudio obtuvieron una mezcla derivada de los residuos de cáscara de plátano, semillas de aguacate y bagazo de caña panelera, que aportan una excelente fuente energética gracias a sus propiedades naturales y que es capaz de sustituir los químicos que generalmente se utilizan en las pilas de uso común en los hogares como las pilas AAA. 

Proceso de elaboración de esta alternativa de energía

Según explicó Rosero, los residuos orgánicos se procesan hasta llegar al punto de carbonización en un horno a alta temperatura, posteriormente se maceran y así se obtiene un fino polvo con el que se forman las pilas orgánicas. Así mismo, aseguró que “el tiempo de vida útil es muy alto, y con este material orgánico la degradación será más lenta. Tiene además, una eficiencia en cuanto a voltaje del 90 % en comparación con las baterías del mercado y su proceso es muy económico”.

La investigación, también evidenció que el cambio de temperatura no afecta el proceso de degradación de este elemento y que su vida útil es de aproximadamente un año. Por su facilidad de fabricación, economía y eficiencia, el ingeniero denomina estas pilas orgánicas como “amigables con el medioambiente”.

El siguiente paso, es lograr comercializar el producto a nivel nacional, con el objetivo de posicionar esta energía alternativa como la preferida en los hogares. Cabe destacar que, de acuerdo a lo mencionado por Rosero, el proceso de  aprobación de la patente ante la Superintendencia de Industria y Comercio está en curso desde el año 2020.

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona – Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here